gtag('config', 'AW-706404774');

La importancia de la clave para el bailador

Recientemente tuve el placer de debatir con amigos sobre un tema que genera controversia. Se trata de la conveniencia o no, de guiarse de la clave para poder encontrar el "uno" para el bailador. 

La música con la que bailamos casino y que popularmente conocemos como salsa, pero que realmente no es otra cosa que Son Cubano, se sirve de un instrumento conocido como clave, la cual guía y amalgama todos y cada uno de los instrumentos (voces incluidas), existiendo una correspondencia obligada entre el ritmo de la clave y el ritmo de los instrumentos armónicos y melódicos

La clave es la espina dorsal, es la alfrombra sobre la cual se montan el resto de instrumentos de la orquesta cubana. La clave de son, o clave 3-2, puede estar presente o puede estar solamente implícita. La primera parte, o antecedente, es fuerte y consta de 3 golpes; la segunda parte, o consecuente, es débil y tiene 2 golpes, pero las dos partes de la frase se pueden invertir en una clave 2-3.

 Los nombres 3-2 y 2-3 surgieron fuera de Cuba, para ayudar a los intérpretes. Una pieza puede comenzar de una forma y luego cambiar a la otra, a este recurso se le llama "salto de clave.

Como explico en otro post, la música cubana se estructura en compases de cuatro tiempos y a su vez cada ciclo métrico se compone de dos compases, por lo tanto la clave se integra a lo largo de esos 8 tiempos o pulsos. Aquí pueden ver un ejemplo.

                   

      

Los maestros de la vieja escuela se sirven de este instrumento para enseñar a sus alumnos bailadores a encontrar el "uno" de la frase musical. Algunos le dan una importancia extrema, la adoran y veneran. Instan una y otra vez a sus alumnos a repetir ejercicios bailando solo con la clave. ¿Sirve realmente esto de algo?

En el empleo de esta metodología se da por hecho que la clave de son es siempre 3-2 por lo tanto es fácil determinar que el uno del bailador coincide con el primero de los tres golpes de clave. Esto estaría muy bien solo como práctica en un entorno sin mas instrumentos que la clave, pero si lo aplicamos cuando bailamos con la orquesta completa y no prestamos atención al resto de instrumentos nos podemos encontrar con que en algún punto de la canción se produzca un salto de clave (la clave se invierte y pasa a ser 2-3). ¿Entonces que haríamos? ¿Cambiar el paso en mitad de un tema para poder seguir marcando el uno en el primero de los tres golpes de clave?.

No señores, en mi opinión la guía para el bailador no esta ni mucho menos en la clave. Obsesionarse con la clave para poder bailar es un error.

La guía para el bailador no esta en la clave, sino que la clave esta en el pulso (Juego de palabras). Podemos basarnos en la melodía del piano o del cantante para hallar la frase musical y con ella encontrar el uno

Podemos apoyarnos en la percusión para encontrar el 4 y el 8 o en la campana o el güiro para encontrar los 4 tiempos fuertes (1, 3, 5, 7). En definitiva, serán el resto de instrumentos de una forma u otra los que nos van a guiar en nuestra búsqueda. 

Haganme caso amigos, dejemos la clave para los músicos y aprendamos a escuchar a la orquesta.

Share on Myspace

Sobre Nosotros

Somos una escuela especializada en bailes Cubanos. Contamos con la profesora y directora Yanulka Ofarrill ex-bailarina del Folklórico Nacional de Cuba, con amplia experiencia profesional y un gran curriculum tanto de profesora como bailarina.

Leer más

Pregúntanos tus dudas

Menu Contacto

Horario de atención al público:

Horario de verano:

De Lunes a Viernes de 17:00h. a 22:30h.

Horario de invierno:

De Lunes a Viernes de 10:00h. a 11:00h. y de 17:00h. a 22:30h.

Dirección

Calle Longares, 10

28022 Madrid

910 18 43 67

678 88 43 85

info@academiadebaileorishasdance.com

BUSCAR

Ultimos Post del Blog

google-site-verification: googlebc62c5b9732091fa.html